Presentación

  • : San Ignacio de Moxos - turismo
  • : informacion turistica de moxos departamento del beni - Bolivia
  • Contacto

Enlaces

/ / /

Son los macheteros. Los rostros solemnes de los bailarines todos varones de diferentes edades , se mueven al ritmo del tamborcillo tan característico en la música de raíces coloniales. La danza también tiene ese origen y es una representación de la resurrección de Jesucristo y su ascensión a los cielos, desde la interpretación nativa.
Cada danzante lleva en la mano derecha un machete de madera (tumoré ti yucuqui), pero nada, ni la calculada cadencia de los pasos de baile pueden competir con la belleza del tocado. Las plumas de parabas, de las que abundan en la selva amazónica, van artísticamente ordenadas de acuerdo con la intensidad de los colores. Sujeta del armazón embellecido por las piezas de colores, se extiende sobre la espalda del danzarín un cuero de piel de tigre que llega hasta los talones, de donde cuelgan cintas o cordones con semillas de paichachíes, unos granos que suenan como cascabeles. 
Los bajones son una de las particularidades de la cultura moxeña. Los taitas del cabildo indígena se han preocupado con conservar su tradición. Ahora brillan como una joya y son la capital folclórica de Beni. Los niños están aprendiendo a valorarlos

Bajón o zampoña gigante elaborado de hoja tierna de palmera Cusi.


las artesanias de Moxos son variadas tales como: tejidos de hamacas Ignacianas. Elaboración de chicha de camote, manufactura de violines al estilo jesuítico. Tallado de diferentes mascaras en madera mara (caoba), cedro, suwaiqui o corcho y ocho, etc.aun se conserva en San Ignacio la manufactura de canastos y cestos de diferentes formas y tamaños, tejidos con el llamado chuchió de castilla o pajuelaqui. Fabricación de instrumentos musicales como los yuruis y jerures, elaborados con hojas tiernas de palmeras Cusi. Algunos indígenas trabajan con cerámica al estilo antiguo y fabrican cantaros, tinas, tinajas, hormas, etc.


 
EL ACHU .-Representa al “abuelo payaso”, denominado Ichisiana (viejo). Los Achu son los personajes principales de las fiestas patronales. Llevan un sombrero de cuero con “chasqueros” (fuegos artificiales), bastón en la mano y muñecas o animales hechos de cuero disecado, que reemplazan a su pareja y que utilizan para sus bromas.
Son hábiles para hacer juegos de palabras, contar cuentos y remedar. El objetivo principal de estos personajes es animar la fiesta. Los Achu pasean entre la gente, bailan y participan en todas las procesiones y desfiles visitando los altares hogareños. Algunos llevan atados con una soga a personajes que representan al perro (tamucumira) u oso (jucumari).  que con su aspecto grotesco contrasta con la belleza de la mujer beniana.

 Al mediodía, un jinete llamado Tintiririnti, montado en un caballo y acompañado de un grupo de achus, hace de heraldo de la Ichapekene Piesta. Ya por la tarde se podrá apreciar la imagen de Ignacio de Loyola custodiada por la guardia pretoriana conocida como ‘judíos’, que no son otros que los miembros del Cabildo Indigenal.
Bombillas interpretando melodías nativas acompañan a otros danzarines, como Juana Tacora, asáñare (tigrillos), wacárapi (toritos), achane tupana (pigmeos), cajáwana (ciervos), ajucharaqui, chunchos, sipasiñeque, cavitocusiri, japutuqui, púsimira (cara de posetacú u hormiguero), júari (pandereta), yaguarito, tamucumirá (cara de perro), jucumari (oso de la montaña) y las abadesas o mamas.
Las bandas de música tocan las tradicionales Piama, Yari moperita, Machetero loco o Ignacianita, mientras siguen a las moperitas y a los bailarines de los diversos colegios de la localidad.
Por la noche, el atrio del templo se ilumina con las ‘vísperas’, que son animadas con fuegos artificiales llamados ‘chasqueros’, los cuales son colocados en las copas de los sombreros de los achus. Y lo que viene después es preciso vivirlo...

Entre sus atractivos está la laguna Isireri, el Museo misional, la escuela de música, el Archivo Musical de Moxos  y el templo construido entre 1744 y 1751, que recién fue restaurado.



Compartir esta página

Published by
Compartir este blog Facebook Twitter Google+ Pinterest
Seguir este blog