Presentación

  • : San Ignacio de Moxos - turismo
  • : informacion turistica de moxos departamento del beni - Bolivia
  • Contacto

Enlaces

/ / /

San Ignacio de Moxos fue fundada en 1689 por los padres jesuitas Antonio Orellana y Juan de Espejo con indígenas Cañacures y Punuanas. Fue la primera misión que se estableció al oeste del rió Mamoré.

Capital de provincia moxos, San Ignacio basa su economía actual en la actividad ganadera, y es un importante centro del comercio departamental.

San Ignacio posee un importante patrimonio tangible, presentado por la iglesia reconstruida según la arquitectura misional, el museo de Arte Sacro, el Archivo de Música Barroca, el Coro y la Escuela de Música, el Cabildo Indigenal y los Centros Artesanales.

El mayor atractivo de San Ignacio es su fiesta patronal que se celebra el 31 de julio. Esta festividad que ha mantenido una profunda relación con la tradición religiosa jesuítica y con las creencias indígenas moxeñas está compuesta por varios elementos como la danza de los macheteros, el resplandor pirotécnico de los achus, la devoción de las abadesas. Toda esta riqueza cultural ha dado lugar al reconocimiento de San Ignacio de Moxos “Capital Folklórica del Beni” en 1975 y “Capital Espirituales de los Pueblos Misionales del Cono Sur” en 1997.

ESCUELA DE MÚSICA DE SAN IGNACIO DE MOXOS

Cuenta con su propio coro y orquesta, con una inigualable proyección a nivel nacional e internacional, al mismo tiempo cuentan con edificio propio y auditorio, espacios adecuados para su formación. Estos edificios tienen características de la arquitectura de las misiones jesuíticas y cuentan con toda la tecnología e instrumentación adecuada.

MUSEO DE ARTE SACRO

El museo inaugurado junto con la iglesia y ubicado en la antigua sacristía, atrás del altar mayor, reúne importantes piezas del arte misional, últimos vestigios del riquísimo patrimonio artístico de la iglesia en la época jesuítica. De elevada calidad son las piezas de platería, utilizadas para el servicio litúrgico y la decoración de las estatuas. El museo también cuenta con fragmentos y restos de cerámicas, junto a las reliquias de Baltasar Espinosa y Cipriano Barace, el jesuita que introdujo la ganadería en Moxos.

ARCHIVO MUSICAL DE MOXOS

Inaugurado solemnemente el 31 de julio del 2003, esta importante colección está a cargo del Cabildo Indigenal y de los Maestros Solfas que la salvaguardan con gran conocimiento de su valor.
Las obras musicales que contiene poseen carácter sacro y aún hoy se las utiliza en los servicios de la Iglesia.

El archivo cuenta con más de 4000 páginas y más de doscientos sesenta títulos: generalmente música para coro, acompañado a cargo de una orquesta con violines.

Aunque una gran parte del repertorio lo conforman obras escritas en el siglo XVIII, la mayoría de las obras de las que dispone el archivo ha sido recopilada en la segunda mitad del siglo pasado e inclusive en las décadas recientes del siglo XX.

De reciente publicación “Archivo Musical de Moxos. Antología”, del  musicólogo Piotr Nawrot y del Fondo Editorial APAC, constituyen un documento clave para el inicio de la difusión de la música barroca de Moxos.

IGLESIA DE SAN IGNACIO DE MOXOS

Está precedida por un amplio atrio, con una doble hilera de columnas de madera (en total 12  como los apóstoles), que refleja la originalidad de la estructura antigua puesta en luz por las investigaciones realizadas en ocasión de la restauración. A diferencia de las iglesias de Chiquitos, las columnas del atrio y del interior, de almendrillo y mara, son lisas y sin decoraciones.

 

En el vasto interior sorprende la vivaz policromía de los grandes lienzos pintados por el padre jesuita Bernardo Gantier, que narran las Historias del Antiguo y Nuevo Testamento.


LA FIESTA DE SAN IGNACIO DE MOXOS

El mayor atractivo de San Ignacio de Moxos es su fiesta patronal que se celebra el 31 de julio. Esta festividad que ha mantenido una profunda relación con la tradición religiosa de las misiones jesuíticas y con las creencias indígenas moxeñas está compuesta por varios elementos como la danza de los Macheteros, el resplandor pirotécnico de los Achus, la devoción de las Abadesas. Toda esta riqueza cultural ha dado lugar al reconocimiento de San Ignacio de Moxos como “Capital folklórica del Beni” en 1975 y “Capital Espiritual de los Pueblos Misionales del Cono Sur” en 1997.

LAGUNA ISIRERE

A pocos minutos de la plaza, este gran espejo de agua se ha rodeado de una leyenda que está plasmada en un monumento en su orilla.
La laguna es un lugar de esparcimiento, donde además de observar las numerosas especies de aves, se puede tomar un refrescante baño y pescar.


 Las 7 maravillas  de moxos 

  1. Templo misional. Es de estilo chiquitano, con columnas redondas de Caoba (mara) y cielo de machihembre. El altar mayor tiene tres cornisas doradas.
  2. Danzas folclóricas. Los moxeños tienen diversas danzas, entre las que destacan: el jerure, los achus o ichasianá, los macheteros, el sol y la luna y las moperitas.
  3. Archivo musical y coro del cabildo. La música guardada en la Iglesia es la base del archivo musical de Moxos, que tiene como actores a los maestros de capilla y al coro del cabildo indígena.
  4. Escuela musical. La Ichasi Awasare difundepiezas de los archivos misionales. Tiene un coro y una orquesta
  5. Plaza 31 de Julio. De estilo modernista, reconstruida por el arquitecto Alfredo Azcarrum Rivero en 1975.
  6. Parque Isiboro Sécure. Espacio geográfico dotado de abundante selva, ríos, flora, fauna y de gente hospitalaria.
  7. Laguna Isirere. Paradisiaca belleza natural enclavada en plena floresta ignaciana, llena de mitos y leyendas.
    Fuente: Édgar Rivero Zabala


Compartir esta página

Published by
Compartir este blog Facebook Twitter Google+ Pinterest
Seguir este blog